23 jul. 2011

.

Al jardín del amor me llegue ver lo antes nunca viera, una capilla construida en su centro donde solia jugar yo en la hierba, las cancelas de la capilla estaban cerradas y los mandamientos escritos en su puerta, me volvi, pues al jardín del amor donde las mas dulces flores crecíeran y lo vi ahora lleno de sepulcros y vi lapidas donde antes había flores y sacerdotes de capas negras entre ellas y enzarzas enredados mi alegría, mis amores.
Quien encadene una alegría, mal lograra su vida alada, pero quien bese su alegría en su aleteo vivirá en el alba la eternidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario