9 ago. 2011


Ya he sufrido bastante, mi almohada ya ha escuchado demasiadas historias tristes que jamás acabaron bien. Ya estoy harta de llorar hasta sin ganas, de querer morir y perderlo todo, incluso la felicidad. Se acabó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario