26 ene. 2012

Cuando crees que todo ha pasado, que todo ha vuelto a la calma, que ya lo has olvidado, que todo es pasado, que ya es una etapa nueva, que lo has dejado atrás, ya, se acabó, que él, esta completamente borrado del mapa. De repente te das cuenta, de que no has podido estar más equivocada. Que puedes intentarlo mil veces, recordarle a tus cabeza sus 1001 defectos, todo el daño que te ha hecho, pero sabes que el corazón hace tiempo que dejó de hacerle caso, que ha decidido ir a su aire. No puedes evitarlo, tu cabeza sigue pensando en esa cara de niño bueno, en esa sonrisa que parece caída del cielo. Y en el fondo sabes que sigue siendo importante, y que lo seguirá siendo durante mucho tiempo. Porque, al final, donde hubo fuego, quedan cenizas, y solo se necesita una chispa para reavivarlo

No hay comentarios:

Publicar un comentario